SEMANA 2: RECUPERAR LA IDENTIDAD

Esta semana está enfocada en la auto-afirmación como componente principal de la recuperación creativa.

LA CURACION

“De ti depende dejar que la duda se transforme en auto-sabotaje”. Julia Cameron

¿te sientes bloqueada y no sabés qué hacer para desbloquear? Confiar en tu creatividad es una conducta que puede resultarte inusual.  Al principio la sensación puede ser bastante amenazadora no sólo para ti, sino también para tu entorno. Puede que te sientas o parezcas un poco extraña. Esto es normal en el proceso de liberarte de tus obstáculos. Es importante recordar que, al principio, el proceso curativo se asemeja mucho a la locura.

Existen fluctuaciones reconocibles en el proceso de recuperar tu yo creativo. A medida que te haces más fuerte, crecen también los ataques de duda. Esto es normal, y es un síntoma de que el proceso de recuperación ya ha comenzado.

Las auto-críticas más frecuentes pueden ser: «Vale, pues esta semana me fue bien, pero sólo es algo transitorio… Sí, he escrito las páginas matutinas, pero seguramente lo hice mal… así que  ahora me toca planear algo grande ¡y hacerlo inmediatamente! ¿A quién pretendo engañar? Nunca me recuperaré, ni a corto plazo… ni nunca…».

Si bien estas agresiones carecen de fundamento, te resultan muy convincentes. Si las aceptas, sigues atascada y sintiéndote como una víctima. De la misma manera que un alcohólico en rehabilitación debe evitar el primer trago, el creativo en recuperación debe evitar ese primer pensamiento negativo, que es la duda sobre si: «Creo que esto no sirve para nada…».

Estas agresiones puedes neutralizarlas inmediatamente cuando las reconoces como un virus. Es la venenosa crítica hacia ti misma enmascarada bajo la forma de la duda.

En los comienzos de tu recuperación creativa, la duda puede conducirte al auto-sabotaje. Una de las formas habituales que adopta este sabotaje es enseñar a alguien tus páginas matutinas. Un escritor que se había liberado recientemente de sus bloqueos, se las mostró a una amiga escritora que todavía seguía bloqueada, ella se las criticó y él se bloqueó nuevamente.

Depende de ti dejar que la duda se transforme en auto-sabotaje.